banner-peligro-pantallas

La media de los niños/as de edades entre 8 y 10 años pasan una media de 8 horas al día frente a medios diferentes. Los niños/as más mayores y los adolescentes pasan una media de 11 horas al día.¹

Aparentemente, los jóvenes pasan más tiempo frente a los medios de comunicación que en la escuela. Pasan demasiado tiempo delante de estas pantallas que les dicen lo que deberían pensar, cómo deberían comportarse, qué deberían de comer e incluso cómo debe ser su apariencia.

Durante mucho tiempo, la televisión ha sido la niñera más demandada. Pero podríamos decir que actualmente los ordenadores, tablets y teléfonos están quitándole el puesto dominante. Esto se debe a que un tercio de la programación se puede ver en plataformas alternativas, las cuales ofrecen un alto contenido a un solo clic.
Un 84% de los niños/as y adolescentes tienen acceso a internet y un tercio de estos lo tienen en su propia habitación. ² ³

imagen-pantallas-blog
imagen-pantallas-blog

La mayoría de los niños/as tienen varios dispositivos y muchos libros o textos escolares se pueden descargar en ellos permitiendo, incluso, realizar sus tareas. Es cierto que los adolescentes lleven un teléfono móvil ha facilitado mucho a los padres el tener un contacto directo con sus hijos mientras ellos salen del instituto, suben o bajan del autobús o están realizando otras actividades. Es evidente que los tiempos están cambiando.

Sí, es esencial que nuestros hij@s se mantengan al día con la tecnología y que su mundo está en constante cambio. Pero todos tenemos una mala sensación de que demasiado tiempo digital no puede ser bueno ni física ni emocionalmente. Si eres padre o madre puede que lo que te preocupe es la cantidad de vídeos que están a su alcance en plataformas digitales como Youtube o los anuncios emergentes inapropiados para su edad.

Los padres de hoy en día no pueden recurrir a su propia experiencia de la infancia, al igual que tampoco pueden preguntar a sus propios padres consejo sobre este tema. Desde luego, es un desafío de crianza de esta nueva era tecnológica que requiere un poco de autorreflexión.

Aquí está la cuestión.

Nuestra mente y nuestro cuerpo son el reflejo de lo que hacemos con ellos, así que para minimizar el tiempo de exposición, es importante primero descubrir su impacto sobre nosotros.

Impacto físico

imagen-para-blog

Las investigaciones demuestran que el tiempo frente a las pantallas tiene un efecto negativo como pueden ser el comportamiento agresivo y/o violento, la sexualidad, el rendimiento académico, la autoimagen, el concepto del cuerpo, la nutrición, las dietas, la obesidad y los patrones del uso de sustancias. ⁴
El tiempo excesivo frente a una pantalla, durante más de 2 horas al día, se ha relacionado con presión arterial elevada, colesterol elevado e incidencia de peso excesivo u obesidad en niños y jóvenes en edad escolar. ⁵

Los niños/as comen más cuando ven la televisión, especialmente si ven anuncios de comida que en su mayoría proponen opciones alimentarias poco saludables. Los alimentos que se promocionan en anuncios dirigidos a los niños/as suelen tener un alto contenido en azúcar, sal o grasas. ⁶

La mala postura asociada con los equipos electrónicos ejerce una presión adicional sobre la columna vertebral y el sistema nervioso comprometiendo nuestro bienestar. Cuando los niños/as tienen una mala postura, pueden tener un mayor riesgo de deficiencia en su desarrollo neuromotor. El cerebro no puede coordinar los movimientos adecuados, al igual que no puede interpretar mensajes relacionados con el equilibrio, la respiración y el movimiento, especialmente si el niñ@ no es físicamente activo/a. ⁷

El tiempo dedicado a las pantallas está sustituyendo otras actividades más activas como pueden ser la lectura, hacer ejercicio o jugar con los amigos.

Impacto emocional o conductual

imagen-para-blog

Las investigaciones muestran que la exposición a la televisión o a los juegos de ordenador afectan al sueño de los niños (particularmente si se usa a última hora del día o de la noche) y deteriora su capacidad para pensar con claridad, comunicarse bien e influye negativamente en su aprendizaje y memoria. Esto se ha relacionado con un descenso de las notas en los estudiantes, por ejemplo.
A pesar de lo que puedan decir los anuncios, los vídeos que están dirigidos a nuestros hijos/as muy pequeños, no mejoran su desarrollo. ⁸

Los niñ@s son más susceptibles a la exposición a campos electromagnéticos (emitidos por equipos electrónicos) porque, a diferencia de los adultos, sus cráneos son más delgados, sus sistemas inmunológicos y nerviosos aún están en desarrollo. Se experimenta un aumento en los niveles de división celular y estarán expuestos a estas frecuencias durante un período mucho más largo de tiempo. ⁹

A continuación, os facilito algunas de las referencias acerca de estas investigaciones

  1. Strasburger VC, Jordan AB, Donnerstein E. (2010) ‘Health effects of media on children and adolescents’, paediatrics, 2010;125(4):756–767pmid:20194281
  2. Lenhart A. ‘Teens and sexting’, Pew Internet and American Life Project, Washington DC, December 15, 2009. www.pewinternet.org/~/media//Files/Reports/2009/PIP_Teens_and_Sexting.pdf. Accessed February 29, 2012
  3. Nielsen Company. Television, Internet and Mobile Usage in the U.S. A2/M2 Three Screen Report. New York, NY: Nielsen Company; 2009
  4. The American Journal of Family Therapy, ‘Examining the Interface of Family and Personal Traits, Media, and Academic Imperatives Using the Learning Habit Study’ (http://goodparentinc.com/wp-content/uploads/2014/10/UAFT_A_935684.pdf
  5. Tremblay MS, LeBlanc AG, Kho ME, Saunders TJ, Larouche R, Colley RC, et al. ‘Systematic review of sedentary behaviour and health indicators in school-aged children and youth’, Int J Behav Nutr Phys Act 8:98. 2011.

             Goldeld GS,                         Saunders TJ,          Kenny GP, Hadjiyannakis S, Phillips P, Alberga AS, et al. ‘Screen viewing and diabetes risk factors in overweight and obese adolescents’,               Am J Prev Med 44(4 Suppl 4):S364–70. 2013. 3  Mark AE, Janssen I. ‘Relationship between screen time and metabolic syndrome in adolescents’, J Public Health (Oxf) 30(2):153–               60. 2008.

  1. National Institutes of Health; U.S. National Library of Medicine. ‘Screen time and children’, MedLine Plus Medical Encyclopedia (https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/patientinstructions/000355.htm)
  2. Griegel-Morris, P., Larson, K, et al. ‘Incidence of Common Postural Abnormalities in the Cervical, Shoulder and Thoracic Regions and their Association with Pain in Two Age Group of Healthy Subjects’, Physical Therapy. 72(6),425-431.(FHP)

             Bavelier, D., Green, C.S., Dye, M.W.G. ‘Children, Wired: For Better and for Worse’, Neuron, 2010; 67: 692-701.

  1. Dworak, M., Schierl, T., Bruns, T., Klaus Struder, H. ‘Impact of Singular Excessive Computer Game and Television Exposure on Sleep Patterns and Memory Performance of School-aged Children’, Pediatrics 2007; 120(5):978-985.

             American Academy of Pediatrics, Committee on Public Education. ‘Children, adolescents and television’, Pediatrics. 2001; 107(2)

  1. Council of Europe Parliamentary Assembly 6 May 2011. The potential dangers of electromagnetic fields and their effect on the environment report, Doc. 12608 (Online). Available: http://assembly.coe.int/main.asp?Link=/documents/workingdocs/doc11/edoc12608.htm
imagen-para-entrada
Soraya Delgado

Soraya Delgado

Quiropráctica en Mediterráneo Quiropráctica.

¿Te ha resultado útil?

gif-compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp