Banner tension dural

Hoy queremos hablaros de la tensión dural.

Se estima que alrededor del 30% de la población está afectada y que del 10% de los que necesitan ayuda la recibe el 1%. El motivo de este fenómeno es porque en ocasiones no es conocido ni siquiera para algunos profesionales.

Los padres a menudo restan su importancia con palabras como: “Esto desaparecerá con el crecimiento”. De hecho, esta desalineación en el área del cuello puede desaparecer después de algún tiempo sin recibir ayuda.

Los pequeños se adaptan y aprenden a compensar su desalineación y, a menudo, también su dolor. Es posible que algunos hayan mostrado signos de recuperación, mostrando un comienzo de la marcha de forma precoz. En realidad, solo buscaban de forma instintiva una postura sin dolor.
Identificar la tensión dural no es tan fácil, especialmente con niños que se muestran más irritables. Las noches de insomnio y el llanto constante del bebé pueden llevar a una situación límite y de agotamiento en los padres y madres.

¿Qué signos podemos ver en un bebé con Tensión Dural?

Img blog tension dural
foto dos tension dural
  • Inclinación de la cabeza hasta el punto de una postura forzada. Postura para dormir como una «C» doblada hacia atrás.

  • Debilidad en la postura de la cabeza y/o inclinación pronunciada de la cabeza hacía atrás.

  • Asimetría en los movimientos de brazos y piernas.

  • La parte postural de la cabeza muestra un aplanamiento de un lado o en el medio. En algunos casos deja de crecer pelito en esa zona.

  • Postura unilateral del tronco.

  • Desalineación de los pies.

  • Problemas para dormir. Se muestra muy irritable mientras duerme. Muchos vienen diagnosticados de cólicos.

  • Son bebés que están muy rígidos (tensos). Cuando venís y me contáis que tiene mucha fuerza porque ya levanta la cabecita.

  • En muchas ocasiones muestran dificultad para poder alimentarse. Solo puede ser amamantado de un lado, ya que no puede acostarse relajado del otro lado.

  • Giran solo hacía un lado, incluso a veces antes de tiempo.

  • Pueden presentar babeo excesivo.

Como hemos comentado anteriormente es posible que pueda desaparecer con el desarrollo del niñ@ pero no siempre es así.

Las señales que pueden mostrarse en niños más mayores que no reciben ayuda pueden ser:

  • Dificultades de concentración y aprendizaje.

  • Muestran un dolor de cabeza indefinible.

  • Pueden desarrollar anomalías de carácter social.

  • Retraso en el desarrollo.

Todo esto crea mucha tensión en el ambiente de la casa porque el bebé lo pasa mal y los papás también.

¿Cómo le podemos ayudar? Primero evaluaremos y tendremos en cuenta cada detalle y después ajustaremos muy poquito a poco para que pueda ir soltando toda esa tensión.

Mediterráneo Quiropráctica

Mediterráneo Quiropráctica

Centro especializado en la columna vertebral y Sistema Nervioso

¿Te ha resultado útil?

gif-compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp